Son tan sólo 9 meses desde que comenzó el nuevo gobierno, y la sensación es que el tiempo no pasa más. Como en un calabozo tachando los palitos (restan 1194), caemos en la angustia propia de una apestosa sensación de infinito. Pero hay que seguir.

El viernes 2 de septiembre confluyeron en Plaza de Mayo diversas columnas de trabaja-doras y trabajadores que habían partido, dos días antes, desde distintos puntos del país. El hecho político fue contundente. Más de 200 mil personas se dieron cita en un acto político-sin-dical de una magnitud que trasciende larga-mente su número.

Página 1 de 2

©2020 ATUNLA. Todos los derechos reservados. Diseñado por Polsk